Seguidores

lunes, 5 de septiembre de 2011

Atropelladamente

Desandando el mundo desarmando el mundo

desde una espina en mi corazón

cuando el tanto caminar te seca la boca

y sedes cedes sedes cedes de necesidad

vuelves a la memoria en un exhorto amenazante

en una demanda suplicante

por una respuesta criminal ajusticiada

por un narciso ingenuo de amor

blanco todavía de sangre

por un llanto insoportable

que primero te infunde rabia tanta

que aun llorando destruye.

Volver

volver atrás el tiempo

en un solo gesto

volver el estómago y el tiempo

volver el dolor a su lugar

dime tú si es posible

dime tú

te demando

te suplico

volver.

2 comentarios: