Seguidores

sábado, 31 de enero de 2015

Como todos los días




Como todos los días escribo, amiga,
bajo el alero de estas vigas de madera,
sobre la techumbre salpican gotas de lluvia,
sobre el techo mojado, una nubes implacables,
sobre las nubes, un cielo azul y un sol,
sobre el cielo intensamente azul,
la inmensidad del universo negro
titilante de estrellas muy lejanas,
sobre el universo infinito,
lo innombrable.

sábado, 24 de enero de 2015

¡Oh poder tan alto!




Oh poder tan alto que divaga
nube alrededor de la cresta del volcán
y por detrás de la montaña el resplandor inexplicable
miedo, asombro y fantasía del animal humano,
prominencia de una nada que se yergue
entorpecida por sus hábitos bohemios
de la manada que recorría bajo la luz de la luna
adolorida por el hambre
un lugar para amar.
En su conciencia flor que se adhiere a la luz,
en su momento vibrante y terrenal,
en la traza de sus pasos que delinean la lógica del caos
y en la sonrisa que luego de un rato se congela para siempre
divaga
atrevida
necia
infancia.
Las aves se reúnen a beber junto al charco,
levantan su cuello dos o tres veces
y echan a volar.

sábado, 17 de enero de 2015

Susurro




Un susurro,
despierto,
la luna sonríe tu rostro.

Llega la primavera,
renace la esperanza,
¿muerta?

A tu lado,
te espero,
¿o estoy dormido?