Seguidores

martes, 28 de febrero de 2012

NATURALEZA ACOSADA

Cuando ya no tenga qué comer, ¿qué haré?... ¿Me haré parte de un grupo de carroñeros y caníbales para seguir satisfaciendo mi estómago delirante?... ¿Vagaré por las calles listo para matar o morir? ¿Me haré parte de esa horda de zombis que deambularán sin sentido sobre la tierra magra y estéril?... Sólo comer, sólo matar para que nadie compita con mi ansia de seguir viviendo en beneficio de la especie individualizada en mí. ¿Te comeré a ti, que me leíste un día con una amable sonrisa? ¿Me comerás a mí, a quien leíste un día condescendiente y amigo?... Yo no a ti, por cierto.
Sonarán las sirenas de las ciudades acosadas por algún inexistente enemigo, y yo dudaré si correr o dejar que Aquello se llegue a mí, de una buena vez para siempre… Entonces, amigo, no quedarán más que dos caminos, más que dos decretos supremos: matar o morir. Quizás yo mate en un arrebato desesperado por salvar a alguien amado; quizás yo mate simplemente a un zombi desafiante, pero no seguiré matando… Me iré tan lejos adonde la muerte me persiga a la distancia, y aun así, de alcanzarme como la mejor de las cazadoras,  yo en un acto postrero me mate junto con ella a mí mismo. El ángel de una tierra prometida.

sábado, 25 de febrero de 2012

Espíritus


Presencia de espíritus del cielo, del mar y de la tierra
en cada gota de lluvia que atraviesa los inviernos de mi vida
segmentos veloces de luz disparada desde la insondable tiniebla
erráticos viajeros del tiempo humano sobre piraguas cósmicas
como mi cuerpo a escala dentro de una botella huele a mar
y a polvo de estrellas y a lamento de primer universo
desgarrado de su matriz sangrienta, oscura y arrojada.
Espíritus más terribles y amigos que el amor y la verdad,
alertas o apacibles como la tarde que cabecea entre los eucaliptus,
inocentes y mortales como el mosquito que se posa inadvertido en mi hombro,
suaves y delirantes como la amapola que sangra sin quejido bajo el sol,
bajan y bajen, bajan y bajen en ocasionales torbellinos de pasión divina
que siempre se anuncia en largos adormecimientos de la naturaleza,
espíritus que gozan disputar con el hombre, que disfrutan la muerte
y el dolor y la sangre, y el llanto que siempre acaba en explosión de alegría,
espíritus más ciertos que todas las mentiras humanas,
artesanos del barro, del fuego, de la nieve, del viento y de los besos,
mano de hierro que oxidará sin descanso los hierros humanos,
rocío de aguas puras que deslavará el cemento hasta convertirlo en polvo,
rayo de sol que explotará dentro de toda radiación hasta diluirla en amanecer e inocencia
han venido a gorgotear en mi boca palabras, sólo palabras,
han venido a mi cuerpo a mover montañas,
han venido a mis llantos a gemir y a mover a engaño
a quienes creen que yo moriré mortal, como tú y como cualquiera,
y los espíritus del mar , del cielo y de la tierra
callarán para siempre y no hallarán quien grite en la liza planetaria:
¡Muerte al Hombre!... ¡Resiste Humano!
¡Resiste a tanta muerte!

jueves, 23 de febrero de 2012

Por siempre


Al fin el dolor que no me mata me hace más fuerte
y sufro entonces al recordar que debo continuar vivo
y recuerdo para sufrir y sufro para recordar
--ningún vino, ninguna esperanza, ningún amor
me vencerán cuando solo con mi lanza frente al sol de la mañana
queme las heridas negras que en mi alma dejó la noche
y aunque todos los hados y todos los miedos se entrecrucen como una tormenta de horror
recordaré… recordaré
que siempre más allá…más allá
el sufrimiento me ha de llevar.

martes, 21 de febrero de 2012

Despierto

Despierto cada mañana el futuro
añoro a los padres que nacerán de mí
los únicos padres que nunca morirán antes que yo,
las amadas que deshojaré del calendario
eligiendo a la que quiera, esa dulce y bella
que no me dejará de amar para correr tras otro
y que no se tornará obesa
aunque viva mil años conmigo criando hijos.
Encontraré el futuro indubitable entre infinitos posibles,
el mundo con más flores y menos animales,
nubes que al llover alimenten directamente el alma
y el alma viaje a mundos verdaderamente deseados.
Hallaré ese mundo aunque ese mundo no exista,
el futuro de las posibilidades
no en el pasado de una historia que te condena
a un forever never more,
sino en la condena de un querer siempre nuevo
como el pasaje Una-muerte-adonde-quieras que se retira
en la boletería de la Gran Estación.
Iré al futuro por el costado rojo de una mente abierta,
por el filo de una guadaña que acaba atacando tu propio ojo,
por la manecilla de un reloj de esperanzas
hasta la palpitación apresurada de un corazón infartado
libre al fin de un ritmo impuesto por la luctuosa
música de la naturaleza.
Extraño el mundo que se haga real desde una conciencia humana
no este mundo mineral y atómico que se engalana de azar
para esconder una esforzada y torpe libertad
de un tímido dios que va y viene,
cuando en mi conciencia desbordante y lujuriosa
asoma una libertad creadora salvajemente dulce y libre.
No me avergonzaré más de ser un yo
y retirarme jubilado ante un dios todopoderoso
que me ama para dejarme colgado y moribundo en esta cruz,
la cruz de su oferta esforzada y doliente
que se deshará en su futuro dios yo mismo,
amado dios de todos , amado yo.

domingo, 19 de febrero de 2012

Vida, eternidad, voz, amor y flores


La vida de la escarcha no es más breve que la mía,
la eternidad no es más veloz que mi pensamiento,
mi voz suena más desgarradora que el trueno cuando callo,
el amor puede morir en paz, aunque muera,
las flores serán inevitables en cualquier paraíso.

viernes, 17 de febrero de 2012

Mi cuerpo avanza


Mi cuerpo avanza hacia tu cuerpo
como la ola en alta mar,
mi deseo líquido de ti
empuje abisal, salobre, sonoro
se te arroja ondulante cobra marina
en serpiente ancestral de todas las voluntades
que empujan animales y vivas
hacia tu golfo de piedra virgen
las fuerzas de la antiquísima existencia
ola de mar dispuesta a derrocharse
ola de mar morena y suave tacto
ola de sangre roja hinchada
ola
      que se sumergirá
     inevitable y honda
     en tu cuerpo.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Hermosa es la vida


Hermosa es la vida cuando destruye
porque siempre destruye para construir su propio ideal,
con todo juega como un niño con su barro
al que amasa con dulzura y forma
para siempre ansioso de nuevas figuritas pisotear feliz,
y vuelve a comenzar la eternidad su idea loca
con sus mil brazos, sus mil futuros, sus mil tiempos
en su marmita de universos burbujeantes
sobre cuya boca desmesurada se desbordan los sueños humanos
los serios, los enfáticos y dominantes
los trazos de poder, las rúbricas de sangre
inocencia, búsqueda, llantos explosivos
tajos de alegría que se graban en la corteza del alma
cuando el pequeño nos mira desde su instantánea retina
y sonríe y llora y sonríe
en nosotros vida y muerte
amor de vida y muerte del amor
derrumbe sostenido que renueva la cascada
del espejismo del lado,  más allá de nuestra cosa sacra
oculto a nuestra lenta mirada astronómica y miope
pelusa que flota en el espacio desprendida
del telar cósmico quemado y fósil
del rodar entre estrellas y mundos dispersos
después de la gran explosión
autoinmolante del niño divino
que dichoso intenta restaurarse
a través de las edades desmembradas
sin conseguirlo todavía.