Seguidores

viernes, 16 de diciembre de 2011

LOS ALBAÑILES


Los albañiles bajan de sus obras sin un ¡ay! ¿Quién leerá en sus manos el destino de sus vidas, si el pasado ha dejado en ellas un hollejo imperceptible y magro? ¿Por qué vuelven por las tardes a su hogar modesto sin las fuerzas para construir un nuevo amor? Una voluntad invisible les ha sorbido el alma cuando sellaban argamasa alegre entre piropo y chanza, acróbatas de la arquitectónica grandeza y la miseria humanas. Los albañiles que sigilosamente construyen, sólo bajan la cabeza para recibir su paga, pero nunca olvidan el camino de regreso a su hogar.

1 comentario:

  1. "El mundo lo hicimos nosotros, los albañiles" decía Galeano, pero el mundo de palabra lo hacen los poetas. Los dos imprescindibles.

    ResponderEliminar