Seguidores

jueves, 26 de febrero de 2015

A la carrera



A la carrera te espero
sobre una nube de lágrima,
por el ancho de tu boca
se me alumbra la esperanza
la adormecida, la loca
la que no puede nada
más que mirar al cielo
con un gemido de plata.

Llega el final de la noche
y entre besos sin labios
me llamas
entre despertares corruptos
entre inicios que jamás comienzan
entre suicidas palabras.

Vuelvo hacia atrás mi mirada
temeroso de haber descuidado tu nombre,
me invento un pasaje al futuro
para alcanzar tu parada,
busco adentro
vuelvo afuera,
pero sólo se me duele el vértigo
de nuestro adiós que me arrasa.

1 comentario: