Seguidores

martes, 15 de febrero de 2011

CONFLICTO MAPUCHE: LA TIERRA ES DE TODOS Y DE NADIE (Carta dirigida a los participantes del Primer Encuentro Internacional de Poetas del Mundo “CAMINO AL SUR” , del 19 al 28 de febrero 2011)

. Por Rodrigo Inostroza Bidart* 
  CHILE: Comparto inquebrantablemente la indignación y el apoyo férreo a nuestros hermanos mapuches, quienes habitaron estas amadas tierras antes de la llegada del invasor español, y que sufrieron un despojo, atropello y genocidio brutales, que en gran medida duran hasta el día de hoy.

Sin embargo, pienso que no debemos caer en extremismos ideológicos ni valóricos al exaltar este pueblo como si fuese el pueblo elegido de este lugar, dueño secular y eterno, por obra y gracia de Dios, de toda esta larga y fructífera franja de tierra que hemos llamado Chile. Ni los mapuches, ni los españoles, ni nosotros, ni nadie es propietario natural y real de esta tierra.

Los seres humanos somos todos advenedizos en este planeta y no somos creadores ni dueños de nada. Todos somos inquilinos hasta que la madre Tierra lo acepte… ¿Con qué derecho algún pueblo podría considerarse dueño de algún pedazo de tierra planetaria?...

Los seres humanos debiéramos acabar de una vez por todas con este instinto animal de apropiarnos de algo que no nos pertenece por creación y evitar compartirlo con los demás. La Tierra es para todos los humanos, y nuestro deber moral es compartirla para que todos podamos vivir dignamente [invasores e invadidos]. La repartición de la tierra de este planeta es un deber moral y antropológico que debe ser realizado según los más altos intereses y valores de la humanidad.

¡Defendamos y apoyemos la causa justa que reivindica el derecho de los mapuches a recuperar parte de sus tierras ancestrales y a ser respetados en sus derechos étnicos y universales, que actualmente siguen siendo conculcados!... ¡Pero, sobre todo, defendamos el derecho a que todos los seres humanos de este mundo puedan vivir dignamente en un pedazo de tierra y en condiciones suficientes de bienestar y de vida!... ¡Globalicemos nuestras causas humanas; no las particularicemos y confrontemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario