Seguidores

martes, 29 de enero de 2013

Heráclito me enseñó




Mi maestro Heráclito me enseñó
que una lágrima de hielo quema
que la negrura de la noche amanece
que un niño al nacer muere
que el Tao, Dios, Buda y Quetzalcóatl
son una y la misma cosa,
como ser y no-ser
como el bien y el mal
como tú y yo,
pura ilusión y absoluta verdad.

1 comentario:

  1. Genial maestro Rodrigo, Heráclito era un ciego que veía y esa contradicción no es tal. Ilusión y verdad tampoco son contrapuestos

    ResponderEliminar