Seguidores

sábado, 11 de agosto de 2012

Leer un poema



Si tuviera que leer un poema
leería uno dulce y cierto,
amigo, sencillo, luminoso y liviano.
Leería un poema que me hablase de un lago,
de un lago encantado, de una hada de cabellos rojos,
de ojos verdes con reflejos de agua y praderas,
quizás de niños, de niños riendo y jugando,
pediría música, música y vino,
sonrisas bellas y hasta cuerpos desnudos,
sol no demasiado,
algo de noche, ocasionales estrellas entre azules y rojas
titilando,
leería que es mejor la esperanza
el mañana bien dispuesto a existir
una cena con dos velas
y el amor que todo lo vence
aunque con un dejo de nostalgia.
Quiero leer esos versos repetidos
bellamente manoseados
con nombres de grandes poetas
en la portada
seguro  y cierto de su belleza y su verdad.
Quiero leer ese poema, perdón
sí que quiero
denme cientos, miles, infinitos
para huir por fin la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario