Seguidores

sábado, 7 de diciembre de 2013

¿Dónde?




¿Dónde?... ¿de dónde vengo?
Ningún humano podrá responderme
sólo girar su cara con una mueca burlona
y el caleidoscopio de fuegos artificiales
la mente esa necia vanidosa mendicante y poderosa
vapulea los mundos y la verdad
instituye, nombra, decreta, demuestra
digna a veces, otras tonta y pueril
como la mujer joven que no cesa de reír
o el niño estúpido que destruye el ser de cada cosa.
Mira el aleteo de la luz de los pantanos
nutre la voracidad de los espíritus milenarios
y se va opacando en las gargantas que desgarra el ruido humano
este ruido sordo como cañonazos de una página histórica.
Alza la copa y en un ¡salud! esconde tu miseria mortal
guiña, ama, compra, vende, reta, ríe
y hasta tus huesos un día podrán descansar de ser huesos
antes podrán liberarse de la desgracia de tu mente
y desaparecer por fin
porque algo de la vida te quiere siempre
pero también te desprecia y se avergüenza de ti
de lo contrario no experimentarías
ni el sufrimiento cada día ni la muerte
ni la muerte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario