Seguidores

sábado, 20 de junio de 2015

Atardecer



En las lagunas crujientes del cielo
láminas de oro ascienden la montaña
al desprender la tarde su manada
sobre la piel abierta de mis sueños,

mientras los siglos caen escondiendo
--tras el batir mis párpados un ala
que atrapa doble al mismo tiempo nada
y el infinito tras cada momento--

la arcana voz de una tormenta eterna
en el trino sorprendido de un pájaro,
callando al escuchar la hoja seca

cuando al soltarse de la rama atruena
la música silente de mi mano
que al escribir un universo crea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario