Seguidores

viernes, 29 de mayo de 2015

La humildad



Tumbada tras la losa del cerebro
timbal de la batalla de las horas
entre el delirio brutal de las formas
espera la humildad un signo incierto.

Ola tras ola fragmentada en hombre,
hombre tras hombre fragmentado en carne,
carne tras carne fragmentada en hambre
hasta llenar el universo enorme.

Natural ambición de ser yo mismo,
locura natural de amar vivir
deseo insano de jamás morir

para no ver que todo horrible fin
acaba en abandono de uno mismo
sereno, dulce, plácido infinito.
        



No hay comentarios:

Publicar un comentario