Seguidores

sábado, 10 de enero de 2015

Si nadie nos mira




Pura inmediatez
marcas, rostros, mujeres objeto
intensas emociones desechables
mientras el viento aletea por las praderas decapitadas del desierto
y el otoño enrojecido se acurruca en un planeta condenado
y al otro lado del mundo siempre una mujer llora por un hijo muerto,
(no hay respuesta)
los constructores del futuro sólo especulan
y fingen interés en el bien,
quizás sea preferible dejarlo todo de una vez así,
aunque la carne de mi cuerpo
se tome su tiempo para decapitar a mi alma
y las rosas del misterio vuelvan a crecer fragantes en otro mundo
alimentadas con otros delirios más benignos
que acabarán narrando historias semejantes
a planetas como el nuestro
si nadie nos mira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario