Seguidores

sábado, 24 de enero de 2015

¡Oh poder tan alto!




Oh poder tan alto que divaga
nube alrededor de la cresta del volcán
y por detrás de la montaña el resplandor inexplicable
miedo, asombro y fantasía del animal humano,
prominencia de una nada que se yergue
entorpecida por sus hábitos bohemios
de la manada que recorría bajo la luz de la luna
adolorida por el hambre
un lugar para amar.
En su conciencia flor que se adhiere a la luz,
en su momento vibrante y terrenal,
en la traza de sus pasos que delinean la lógica del caos
y en la sonrisa que luego de un rato se congela para siempre
divaga
atrevida
necia
infancia.
Las aves se reúnen a beber junto al charco,
levantan su cuello dos o tres veces
y echan a volar.

2 comentarios:

  1. Las aves y la imaginación se permiten el vuelo entre tus letras.
    Hermosa entrada.

    =================================
    …Me gusta la gente que tiene personalidad.

    Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

    La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.

    Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuido.
    (Fragmento de “La Gente que me Gusta”- Mario Benedetti.)

    Espero que este año que recién comienza te ilumine con sus mejores luces, ese es mi deseo para vos.
    Un gran abrazo a la distancia.
    =================================

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífico texto de Benedetti... Magnífica sensibilidad la tuya. Mi gratitud y cariño de compartir tan fuertemente el lazo inmarcesible del espíritu contigo.

      Un abrazo,Cristina

      Eliminar