Seguidores

sábado, 27 de diciembre de 2014

Inocencia



He perdido la inocencia,
envejezco.
Sabía que esto iba a ocurrir.
Sólo al mirar los cerros amarillos con yuyos
vuelvo a sentir la furia de la vida
y los pelos que han abandonado mi piel arrugada
se figuran luciérnagas, ágatas o mariposas
entre los dedos de mi niñez eterna
que se va reintegrando
hacia los cuatro vientos
liberada lentamente de mi cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario