Seguidores

sábado, 1 de noviembre de 2014

UN BUEN ASEO



He estado haciendo el aseo en rincones y lugares de mi casa donde nunca había puesto atención ni había aseado… ¿Quién limpiaría detrás de los junquillos, o debajo de la pintura de las murallas, o por detrás de las imágenes de los espejos? A mí se me ocurrió tontamente, y ¡oh sorpresa!... Descubrí que había en cada uno de esos lugares diminutas, muy diminutas puertas y ventanas, tanto, que apenas se distinguen a ojo desnudo… Pero estaban cerradas, y ahora me pregunto ¿cómo hacerme tan chiquitito para tomar el picaporte, y abrirlas, y atravesarlas hacia no sé dónde?... Bueno, mis amigos, si nos encontramos puertas y ventanas, de seguro es que están ahí para que entremos y salgamos; sólo falta que tú y yo descubramos cómo hacerlo… ¡Escríbeme!

7 comentarios:

  1. Te escribo, te saludo y te mando una sonrisa, querido amigo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. me ha encantado tu escrito es diferente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es dferente. Sólo debemos saber abrir esas puertas y ventanas chiquitas que hacen que todo sea una sorpresa... Gracias, Recomenzar. Un abrazo

      Eliminar
    2. gracias por seguirme
      seguiremos leyendonos

      Eliminar
  3. Muchas gracias por su comentario. Su blog es sumamente sugestivo e interesante. Lo frecuentaré, seguro.
    Un abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar
  4. nice blog.
    http://findshopping.blogspot.in/2014/11/list-of-online-shopping-sites-in-usa.html

    ResponderEliminar