Seguidores

viernes, 22 de agosto de 2014

Bajo la copa impenetrable




Bajo la copa impenetrable del árbol celeste
tiritan mis pensamientos farolas marinas
espigas de fuego regurgitadas del alma
mientras el mundo se arrodilla bajo un océano
de nubes galácticas y chispazos de hielo
y las manos sin párpados se abren y giran
risueñas volutas del empuje interior
que al encontrarse sorprendidas
unas con otras
rápidamente se abrazan
y se besan ardiendo
desnudas
porque saben que al instante
separará a la carne y al amor
el universo que nunca se detiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario