Seguidores

martes, 27 de mayo de 2014

El pasado de mañana




La voluta violeta
de un incienso de sándalo
la luz de la nube a un lado
en el piar de un sol matutino
y el crujir de la viga maestra
el carril de la lana que arde
de los besos que queman
del olvido que despierta
del aullido del alba
y el perdón inevitable
del amor
en el remanso de un agujero
de lamentos
y vuelve en olas
y en coros
y en relojes sempiternos
y en peatones mendicantes
sin sombra
que se alejan del día
más allá del último farol
de la calle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario