Seguidores

viernes, 23 de agosto de 2013

Olas




Si me encontrase sobre una balsa
y escuchase el retorcimiento de las olas
el miedo del mar y su compañera la muerte
aplastarían pavorosamente a mi alma,

pero reposo sobre un diván aterciopelado
en mi fortaleza construida sobre altísimas rocas
mientras escucho el vaivén nocturno de las olas
hasta dormirme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario