Seguidores

jueves, 24 de enero de 2013

El vapor de los sueños




El vapor de los sueños huye de la sangre al terminar la noche
ninguna súplica, ninguna mano, ningún te amaré por siempre
impedirá el despertar
--ni la luna podrá continuar corriendo impunemente desnuda
los archivos guardarán en sus nichos amarillentos mis versos
esos enanos a veces furiosos, a veces cansados de llorar
juguetones como los bosques que se esconden de la vista humana,
a ellos no les importó si esto o aquello era absurdo y tonto
sólo estuvieron en el lugar justo
sólo callaron sin saber por qué
cada vez que llegaba la hora de dormir
y soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario