Seguidores

sábado, 1 de diciembre de 2012

Tres días




Tres días de tinieblas
tres días como tres campanadas del infierno
tres días de un tridente clavado
en la frente las manos y los pies.

Tres días de pecados consumados
de ensueños masticados a la carrera
tres días de sexo, de alcohol, de drogas iluminadoras
tres días de rezos, de confesiones hediondas y perdón sin sentido
para olvidar pronto la muerte que comienza
siempre antes y después de tres días.

2 comentarios:

  1. bastaron tres días rodri y una eternidad para agradecer.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué estamos agradeciendo, mi querido jon? Todavía el "Dios mío, Dios mío, por qué me has desamparado"... Mira tu cruz en el mundo de hoy... Tres noches que aun no terminan...
      Un abrazo.

      Eliminar