Seguidores

jueves, 8 de noviembre de 2012

El marco de un espacio




En el marco de un espacio
vive una casa de adobe blanco,
desde los balcones del cielo bajan enredaderas
hasta el amistoso jardín.

Las caracolas trajeron agua de mar
y se quedaron dormidas flotando en el aire,
el aire huele a jazmín de umbrales de roca
a largas prosas que se desflecan en raíces de estrellas
y se quedan extáticas entre miradas humanas
convalecientes de pena, casi libres
para sonreír el momento de vida
entre murallas de un mundo cuadrado
que aprieta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario