Seguidores

sábado, 27 de octubre de 2012

Manos de copas




Manos de copas en cálices de sed humana
copas calientes rebosantes de sangre
entre excomulgados lamentos y sonrisas de vertiente sajadas
de mujeres y niños con manos entrelazadas sobre un camino de tierra.

El ruiseñor y las cigarras cantan y chillan en la espesura
bajo un sol implacable como una mano en el cuello
dentro del olor de una rosa envuelta de sombras
en el jardín de Caín que ha borrado la luna
que ha cortado las venas de su padre y su madre
para beberse su sangre en el cáliz funerario de vida.

Esferas horizontales para retener el sol
devoluciones del martirio cogido in fraganti
con sospechas de colusión de una tierra solidificada
mientras el volcán escupe todavía pedazos de verdad
entre espasmos de una naturaleza sexuada
que desenvaina su juego
a infieles espaldas de la conciencia humana
y escupe destinos
como besos, cigarros, lagunas
y justificados bostezos
o sin mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario