Seguidores

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Voces misteriosas




Voces misteriosas
que arrastran su filoso arado sobre mi pensamiento
voces trémulas como de niños desolados
pavesas y esquirlas de acero cristalino
al abrirse el cáliz de mi corazón primaveral
gotas que brillan entre los ojos
trituradas con vino y sangre,
voces expuestas al viento
resecadas en el vellocino  del sol madurado
entre la hierba que cubre la carne viva de la tierra
y canta dichosa los dones del amor cotidiano
o el movimiento sinfónico de los árboles de una estrella
o las olas que en el crepúsculo se van quedando sordas
repican como campanadas de los muertos despiertos
huelen a silencio verde de una plaza lejana
no como la paz acobardada de las legiones de cristo
que se diluye entre los ductos pútridos de una fe difusa
la fe del que se anuda palabras alrededor de la frente
la fe del mercader de muelles esperanzas
la fe del que se arranca los ojos para contemplar su alma
la fe del enano que se va quedando chico en su buena fe
la fe del incrédulo que cada vez cree más que no cree
y al final siempre descansa de su jornada laboral.
Voces del averno
voces puras y líquidas como vírgenes
que han logrado retroceder en el tiempo
dolorosas como agujas martilladas en los huesos
dolorosas como besos de enamorados
dolorosas como racimos de recuerdos
que se van cayendo por las costuras desgarradas del alma,
inquietantes resuellos tras la nuca
terror confuso antes del alba
paradojal desviación de la cordura
que no se detiene
que no avanza
paroxismo del miedo alerta
sudor de la intuición
animación
desvelo
muerte
y despertar
entre voces que nunca callan
misteriosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario