Seguidores

sábado, 28 de julio de 2012

Volvería a despertar



Volvería a despertar
sobre una luna desplegada a doce colores por el cielo
y en el destello de un pasaje piramidal entre la tierra y el sol.
Despertaría vientos que animaran la paz y el descontento
borrando nombre viejos como New York, Roma y Pekín
o las horas desgastadas de los relojes de la tierra
que cayesen como monedas viejas en un saco roto
que los bancos abriesen sus puertas y no pudiesen cerrarlas
hasta que sus bóvedas descerrajadas soltasen los malos vientos del planeta
y se descubriese la verdad mentida de que ningún rico tiene nada.
Volvería a nacer
a medio camino entre el mundo y las estrellas
a medio camino entre mi madre y todas las madres
entre el amor y la inquietud
entre el infinito y la nada.
Volvería a nacer príncipe
sin reino,
rico, sin riqueza
y humano sin defectos.
Volvería en cien años más con ustedes
cuando todos los humanos vuelvan a nacer
despiertos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario