Seguidores

miércoles, 25 de julio de 2012

Pinceladas delirantes



Pinceladas delirantes escurren por el macramé de la calle,
desde lo alto un millón de ventanas converge radialmente
sobre el asfalto que sólo conoce de veranos e inviernos pasados
el carrusel de la locura humana perfectamente matemática
desgarrada por el flanco del panal urbano que gotea vidas
efímeras pero no eficientes y rápidamente despachadas
económicamente numeradas en el ir y venir de una calle enferma
y sana cuidada pulcramente por artistas del parecer siempre atractiva
acercamientos si los hay indecentes no dicen nada de personas
caprichos justificados con pequeños espacios en un infierno permitido
pequeños individuos caprichosos se entrelazan a bajo costo
en los prostíbulos bancarios parlamentarios institucionales
acarreados por toneles persecutorios de racimos humanos
colgantes de la escarcha de metal del vidrio hexagonal y gótico
a la carrera o sin trabajo envueltos en la neblina de los metros
del ruido de olas que retroceden y revientan a la espalda de nada
se deshace la noche tal vez la mañana y un ruiseñor machacado por las ruedas giratorias
del destino yace sobre el pavimento sucio negro pero siempre renovado
del macramé artísticamente diluido de la calle polícroma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario