Seguidores

domingo, 24 de junio de 2012

Es tan simple



Es tan simple, tan fácil –y no nos damos cuenta—
escapar a la terrible amenaza y al capricho de la muerte,
diciendo simple y convencidamente:
--¡Ven, muerte, te lo ordeno!

No hay comentarios:

Publicar un comentario