Seguidores

lunes, 16 de abril de 2012

Se va el verano

Se va el verano
no sé por dónde
a través de alguna herida,
el alma heroica
que se suspira en labios del tiempo.
¿Será el olor de los higos que se secan
bajo el ala descarnada de la higuera?,
¿en el relámpago sosegado de la postrera sonrisa del sol
dentro de cubas de vidrio maduro?,
¿rasguido de plumas errantes que se eleva repentinamente
y se aleja siempre más allá de algún horizonte
persiguiendo en éxtasis al delicioso verano?
¿Dónde comienza y dónde termina?
Contemplamos las tristes señales de su partida,
el olor de las hojas torturadas
y el peso de un año más doblando nuestra espalda
y la antropomórfica mirada que se obstina
en inquirir por todas partes
el sentido de un mañana tan dilatado que nunca muera
al morir el verano y el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario