Seguidores

lunes, 5 de marzo de 2012

Perspectiva


I

Los peces levantan sus ojos al cielo
y contemplan la superficie del mar.


II

Cuando Salomé pidió la cabeza del Bautista
mi madre me parió entre gritos.


III

Tendido sobre la arena
después de bañarme una hora en el mar azuloso
mi alma se secaba al sol
infinitamente feliz.



IV

Y Pilatos le preguntó:
--¿Qué es la Verdad?
--Un grito silencioso—contestó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario