Seguidores

sábado, 25 de febrero de 2012

Espíritus


Presencia de espíritus del cielo, del mar y de la tierra
en cada gota de lluvia que atraviesa los inviernos de mi vida
segmentos veloces de luz disparada desde la insondable tiniebla
erráticos viajeros del tiempo humano sobre piraguas cósmicas
como mi cuerpo a escala dentro de una botella huele a mar
y a polvo de estrellas y a lamento de primer universo
desgarrado de su matriz sangrienta, oscura y arrojada.
Espíritus más terribles y amigos que el amor y la verdad,
alertas o apacibles como la tarde que cabecea entre los eucaliptus,
inocentes y mortales como el mosquito que se posa inadvertido en mi hombro,
suaves y delirantes como la amapola que sangra sin quejido bajo el sol,
bajan y bajen, bajan y bajen en ocasionales torbellinos de pasión divina
que siempre se anuncia en largos adormecimientos de la naturaleza,
espíritus que gozan disputar con el hombre, que disfrutan la muerte
y el dolor y la sangre, y el llanto que siempre acaba en explosión de alegría,
espíritus más ciertos que todas las mentiras humanas,
artesanos del barro, del fuego, de la nieve, del viento y de los besos,
mano de hierro que oxidará sin descanso los hierros humanos,
rocío de aguas puras que deslavará el cemento hasta convertirlo en polvo,
rayo de sol que explotará dentro de toda radiación hasta diluirla en amanecer e inocencia
han venido a gorgotear en mi boca palabras, sólo palabras,
han venido a mi cuerpo a mover montañas,
han venido a mis llantos a gemir y a mover a engaño
a quienes creen que yo moriré mortal, como tú y como cualquiera,
y los espíritus del mar , del cielo y de la tierra
callarán para siempre y no hallarán quien grite en la liza planetaria:
¡Muerte al Hombre!... ¡Resiste Humano!
¡Resiste a tanta muerte!

1 comentario:

  1. Existencial y hermoso.Son las preocupaciones que a todos nos visitan de vez en cuando, y que lo mejor es sentarnos con ellas y tomar un café...Un abrazo

    ResponderEliminar