Seguidores

miércoles, 18 de enero de 2012

Hojas y mariposas



Un tropel de hojas secas corre y vuela
cruje y ríe en un recodo del parque;
huye una mariposa de estas locas
que la siguen para teñirla de rojo.
La boca de la mariposa sonríe imperceptible,
los niños se aprietan contra el calor de sus hogares,
han dejado de perseguir mariposas para ver televisión.
La cenicienta barre las hojas que el viento acumuló
vida tras vida en su corazón sumiso,
al ver a la mariposa acosada por el viento otoñal
la cenicienta  sonríe apenas
y comienza a llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario