Seguidores

martes, 22 de noviembre de 2011

Sobre cierta roca


Sobre cierta roca a mi lado
un cormorán contempla el mar
en terrazas de cascadas azules
observa mis alas pardas
que extiendo para secarlas
del húmedo escozor de la vida
el tapiz desplegado en ola blanca
se apacigua en torno a nosotros
hasta separar por detrás sus dedos
que rasgan la arena molida.
Él me mira y yo lo miro
el océano nos une y nos separa
nuestras vidas se sostienen
como algas enlazadas
que suben y bajan sin resistencia
como musgo verde y ocre
que se aferra sin necesidad a la roca
y de mi cuerpo caen células
deshechas en espuma y gotas de sal
fragmentos de eternidad.
Hay algo dentro de mí que brilla
dentro de un cormorán sobre una roca
dentro de un sol
que inexplicablemente no se agota.
Hay algo que no muere en lo que muere.


1 comentario:

  1. dentro de usted hay poesía estimado amigo, de sal, espumas y alas; y con el privilegio de estar frente al mar que baño los ojos de Pablo. si me lo permite me siento en la misma roca y me quedo mirando un ratito.

    ResponderEliminar