Seguidores

domingo, 16 de octubre de 2011

La guerra total


Con paso resonante y firme haríamos temblar la tierra
y el solo aliento de nuestras bocas
disiparía las nubes ácidas de este infierno
y aunque cayeran tantos nuestros por los caminos de Marte
tantos más enemigos sucumbirían sin perdón
bajo el tronar de nuestras balas y cañones
de nuestro amor verdad y paz
sin balas ni cañones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario