Seguidores

viernes, 28 de octubre de 2011

Espejo de agua


Espejo de agua bajo la tierra
delgados alambres de raíces infinitas
piedras preciosas dormidas
tras las pupilas de una mujer.
Regazo de seres seminales
torres de lamentos de madera
de vendavales de pétalos en luz
que cierran bajo la luna sus abanicos grises.
Espíritus terribles malamente despertados
han aprendido a cantar en el reborde de mi ventana
y se tornan primavera.
Ya nadie se queja del frío
las estufas se guardarán en el rincón
invisible de las casas
los espíritus deformes del fuego
se reirán con las ventanas abiertas
y también ella cantará a capela
cuando barra migas con la escoba
lejos de mí
pero amándome
sin temores y sonriente al contemplar
el resplandor amarillo
en el volcán y la pradera .

1 comentario:

  1. bellísima descripción de un espejo del alma, hay una dicha, una calma que invita a contemplar una puesta de sol en la montaña con los ojos cerrados, para mí que frente a mi ventana sólo hay una estepa larga y fría es un invitación que no puedo rechazar.

    ResponderEliminar