Seguidores

martes, 9 de agosto de 2011

EL NIÑO

Era sólo un niño cuando lo clavaron entre cuatro estrellas. Allí lo abandonaron sin agua y sustento, y nadie lo oía cuando se quejaba de frío y silencio. La ropa caía y desnudo miraba de lejos. Lloraba sin lágrimas como ojos de ciego. ¿Quiénes sus verdugos y sepultureros?... Era sólo un niño cuando lo bajaron del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario