Seguidores

lunes, 4 de julio de 2011

EL ERMITAÑO


 
Por un camino pobre
camina sin bolsillo el ermitaño
sonríe
levanta el amanecer si quiere
libre
acaricia perros que menean la cola
huele a alquitrán
y lavanda enredada en su pelo
miedo asco compasión
monedas orinadas le arrojan al paso
sonríe
los chincoles no sonríen
mejor que él
su frente es más limpia
que la de los generales
su boca no condena
como los obispos
la luz lo alumbra
la lluvia lo lame
si una mujer se ríe
no es mujer para él
si un niño se ríe
¡qué tonto!
también hay niños que lloran
cuando lo ven
adonde vaya
va la vida
adonde duerma
no importa
un dios quiere imitarlo
la próxima vez que venga
el viento infla su ropa
su corazón se yergue en el viento
libre
feliz
está loco
al fin está loco
sólo así esta feliz.

2 comentarios:

  1. comparto tu sentir de ese ermitaño, con mi CACHUCHA. ya sabes donde leerlo. saludos rodri.

    ResponderEliminar
  2. Un ermitaño sabio...
    Fluir por la vida con libertad de ser y sentir.
    ¡Una delicia la locura! :-)
    Me encantó Rodrigo!!

    ResponderEliminar