Seguidores

martes, 19 de julio de 2011

AL SALIR DEL METRO

Futilezas… futilezas… anodinos cuerpos que caminan entrechocándose sin amor… sudores sin alma… besos imposibles que suben por pudorosos ductos de ventilación, pero sin alas ni perfume… rostros desgastados de indiferencia de mirarse tanto y tan cerca… lágrimas tan secas que sólo dejan surcos, pasos hacia la nada, si no hacia la muerte… ir y venir mutilado, espasmos de vida que se demoran en la vida dentro de cuerpos médicamente vivos, mutismo de transeúntes por escalas y veredas que nunca subirán hacia ningún cielo, sino hasta alguna calle regastada de más dolor y más sofisticada indiferencia… Quizás un lecho. Quizás una excusa de felicidad y sentido para seguir yendo y viniendo hacia un allá y un acá. Crujido de metales y, al final, un zumbido hondo e incomprensible que se va alejando por un túnel más y más oscuro.

2 comentarios:

  1. Entrechoques, sudores, besos en el aire y el zumbido del tandem de vagones que se alejan. Una escena bien urbana Rodrigo. Me gusto mucho

    ResponderEliminar
  2. Excelente observación del mundo rutinario, de los seres "médicamente vivos" pero tan lejanos de la esencia...
    Ciertamente es triste transitar por la indiferencia que hiere sin palabras, ser parte del aquí y ahora entre cuerpos "sin perfume ni alas"
    Transitar disfrazando infiernos quizá?

    ResponderEliminar