Seguidores

martes, 28 de junio de 2011

HACER EL AMOR


Samira se dio la vuelta y le dijo: “¿Quieres hacer el amor?”. Él sonrió astutamente y respondió: “¿Por qué no?” “Hacer… el amor…”, repitió. “Hacer…hacer…hacer…”, siguió repitiendo quedamente por un rato, y volvió a quedarse dormido. Samira se lo quedó mirando mientras algunos ronquidillos salían de su garganta, y dándose también la vuelta, murmuró: “No quieres”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario