Seguidores

martes, 1 de febrero de 2011

TODAS LAS COSAS VIENEN Y PASAN




Todas las cosas vienen y pasan
como si algún espíritu inexistente
las persiguiera
o la lluvia cayera despreocupadamente
del cielo a la tierra
sin llegar a tocarla
y todo se fuera alejando de ti
en un adiós de párpados vacíos
como pañuelos blancos que se hunden
en el mar.
El sur se aleja del norte
el mar de la cordillera
y en medio un agujero negro
una medianoche extendida.
Todas las cosas te dejan
incomprensibles
y al deseo de la mente
de dominar los mundos
al final lo mata
el colapso de un cerebro.
Donde pusiste tu mano con esfuerzo
donde dijiste mío
amor mío
hijo mío
lo robaste.
Donde robaste
fuiste feliz
y ahora maldices
ahora gimes
sin nada.
La vida pasa veloz
en esos trenes
que sólo dejaron unos rieles oxidados
tirados en unos campos vacíos.
Si el alma se moviera como el agua
bajaríamos cantando por los ríos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario